Experiencia Graffigna Centenario Malbec, el sabor de Argentina en una botella

En la manufactura de los Buenos Vinos, cada factor de la cadena de producción es fundamental para lograr un óptimo resultado en nuestra copa. Y en el caso de los vinos argentinos, la altitud a la que crecen las plantas y el clima con el que se desarrollan son determinantes en la calidad, el aroma y el sabor final del producto.

Gracias a la gentileza de Pernord Ricard tuvimos la fortuna de llevar a cabo una innovadora cata virtual en la que pudimos saborear uno de los mejores vinos argentinos de Bodegas Graffigna: nada más y nada menos que su Centenario Malbec, una etiqueta con más de 100 medallas internacionales y 90 puntos en la escala Parker.

centenario-malbec-arg-2

Bodegas Graffigna es una de las bodegas más tradicionales y la segunda más antigua de Argentina, la bodega está ubicada en la provincia de San Juan, Argentina y cuenta con un gran prestigio gracias a la calidad y personalidad de sus vinos, que durante más de 145 años se han destacado en la producción y perfeccionamiento de las uvas Malbec,

La cata se realizó en una interesante videoconferencia desde Argentina bajo la dirección del destacado enólogo argentino Ignacio López, Winemaker de las bodegas Graffigna.

_mg_8725-2-2

Antes de comenzar nuestra cata, nuestros amigos de Pernord Ricard nos hicieron llegar un increíble kit con una botella de Centenario Malbec y 6 pequeños frascos en los que pudimos encontrar: pimienta, chile, pétalos de rosa, blueberries, arándanos y canela. La intención de los recipientes fue la de identificar los elementos aromáticos que están presentes en este soberbio vino.

kit

 

Para comenzar, Ignacio nos habló del ensamble de uvas con el que está formado el Graffigna Centenario Malbec: “Las cepas con las que se elabora provienen de diferentes alturas, todas de ellas protegidas por los Andes y en alturas que van desde los 1,400 metros por encima del nivel del mar en el Valle de Pedernal hasta los 700 metros por encima del nivel del mar en el Valle de Tulum”. Al combinar viñedos multialtura, los viñedos Graffigna logran transmitir la verdadera expresión de cada variedad, logrando diferentes capas de aromas, sabores profundos y de gran concentración.

Por principio de cuentas Ignacio nos puso en contexto sobre la historia de la Bodega Graffigna: “Graffigna es una de las bodegas más antiguas de Argentina, se encuentra ubicada al oeste del país y se caracteriza porque sus viñedos tienen una gran variedad de altitudes. La especialidad de nuestra casa son los vinos 100% de uva Malbec. El origen de los suelos de nuestros viñedos son los aluviones que se desprenden de los glaciales de los Pirineos y que han ido formando cordilleras y suelos con una composición pluvial con buena circulación de agua”.

 valle-de-pedernal-3-2

“Debido a la altitud, nuestras plantas han desarrollado una gran resistencia a bajas temperaturas, lo que contribuye a una buena concentración de aroma, ya que los vinos de clima frío y cosechados en altitud tienen más acidez y aroma frutal”. señaló el enólogo.

Respecto a la multi-altitud, el enólogo destacó que “Lo que nos diferencia de otras bodegas es que nuestros viñedos que se encuentran a mayor altitud y ofrecen vinos con colores más intensos, taninos firmes y de mayor estructura que los viñedos que se encuentran a menor altitud. Por ende, al combinar viñedos multialtura, se logra transmitir la verdadera expresión de cada variedad, logrando diferentes capas de aromas y sabores profundos y de gran concentración”.

 graffigna-vinedos-alta-003-2

 

“Este vino esta ensamblado con distintas cepas de Malbec de valles muy separados entre si y con alturas muy diferentes. Hay que considerar que nunca es el mejor ni el peor año en viñedos, diferentes, es por eso que la proporción de uva de los diferentes Malbec varia año tras año”. Señaló el WineMaker.

Y sobre la pregunta de si es necesario decantar o dejar respirar el vino, Ignacio destacó que… “Se dice que dejar respirar la botella mejora las características del vino, sin embargo toma su tiempo. Debo confesar que yo casi nunca lo hago, eso es para personas muy pacientes, yo no puedo esperar y quiero beber apenas se descorcha la botella. Naturalmente, es cuestión de gustos”

 

ignacio1

Para iniciar la cata, Ignacio nos pidió observar el vino dentro de la copa, distinguimos la calidad de etanol y observamos con detalle el magnífico color del Malbec, con tonalidades rubí y tinto oscuro. Aprovechamos para preguntarle al enólogo si es verdad que el color oscuro es una cualidad que determina la cantidad de antioxidantes en los buenos vinos.

“Es correcto, podemos afirmar que los vinos tintos con color más intenso y brillante son los que contienen la mayor cantidad de polifenoles o antioxidantes naturales, no quiere decir que los vinos blancos o rosados no los contengan, pero son los vinos tintos de color oscuro los que los contienen en mayor medida” señaló Ignacio.

ignacio2

 

“Contrario al dicho popular, ninguna uva soñó nunca con ser vino. La planta quiere perpetrar su especie fortaleciendo su semilla y la piel de las uvas de acuerdo a las condiciones del clima. En ese sentido, a nosotros como Wine Makers, la estructura de la semilla nos importa mucho ya que es ahí donde se encuentran los polifenoles y en la piel es donde se generan las cualidades aromáticas y los antocinos, que es la sustancia que genera el color intenso del vino.”

Posteriormente pasamos al tema de la nota aromática, Ignacio nos pidió identificar los aromas en copa y tras unos breves instantes destacamos la presencia de frutos rojos, flores, blueberries y un poco de canela.

14264198_1785570044991144_1995502429365577246_n

Ignacio nos comentó que estabamos en lo correcto. “Un buen Malbec debe tener una complejidad aromática que remita directamente a la fruta y un buen volumen en boca. En su aroma no debe intervenir la madera de roble, pues la estructura del vino debe ser orgánicamente atractiva, para provocar que se te antoje inmediatamente una segunda copa”.

Y sobre el sabor en boca, Ignacio nos hizo notar cómo el Centenario Graffigna cuenta con una boca muy redonda donde el alcohol casi no se siente El Centenario es un vino con muy buena estructura, en términos químicos es un vino muy reductivo con muy buena proporción de radicales libres” finalizó.

 

Al degustar en el paladar, le pedimos al enólogo sus recomendaciones de maridaje: “Cualquier comida con sustancia le viene perfecto a este vino. Naturalmente las carnes rojas y la aves y pescados con buena cantidad de grasa. La excelente estructura y acidez de la uva Malbec va de maravilla con los quesos de pasta de costra semidura pero ojo, quiero aclarar que estas son meras sugerencias, en el mundo del vino las reglas están para romperse, como enólogo no quisiera limitar de ninguna forma la creatividad del consumidor final” señaló Ignacio.

carne-y-vino

 

Finalmente, el Winemaker nos explicó que en el proceso de elaboración de sus vinos, Graffigna tiene la firma intención de “volver a lo más básico” ya que Centenario Malbec se cosecha manualmente.

En su paso por la bodega se macera previo a la fermentación durante 15 días a bajas temperaturas. Luego se fermenta en tanques de acero inoxidable durante 7 días para después hacer una fermentación maloláctica al 100%. Para terminar, se deja criar en barricas de roble 85% francés y 15% americano por 12 meses.

Cabe destacar que una de las características principales del Centenario Malbec es la de ser un vino lo más artesanal posible. “Muchas veces, la composición química en bodega termina maquillando los sabores. Nosotros queremos hacer justo lo contrario y ofrecer un vino que le permita al mundo saborear una parte de Argentina dentro de una botella”

14238362_1785569904991158_4841865727496857603_n

 

Para más información sobre Graffigna Centenario Malbec visita: www.pernodricardmexico.com/

Deja un comentario