Vinícola San Juanito recibe reconocimiento de la Escuela Mexicana de Sommeliers

Vinícola San Juanito fue galardonada por la Escuela Superior de Gastronomía y la Escuela Mexicana de Sommeliers como la “Vinícola del año” en el marco de la especialidad en vino mexicano 2017 impartida en la Ciudad de México.

Antonio Treviño, propietario de San Juanito Vinícola, fue el encargado de recibir este galardón de manos de Ricardo Espíndola, director de la Escuela Mexicana de Sommeliers, quien destacó la gran calidad del producto que se elabora en la vitivinícola joya del Valle de Bernal.

Espíndola señaló que el reconocimiento otorgado ala etiqueta Malbec Gran Reserva 2014 fue decidido mediante una metodología de catas a ciegas en la que profesionales de la industria y alumnos de la escuela superior de gastronomía inscritos en la especialidad de vino mexicano 2017 premiaron la calidad de San Juanito sobre bodegas de excelente calidad como Vinos de la Reina y Monte Xanic, entre muchas otras.

 







Al dirigirse a los asistentes al evento, Antonio Treviño destacó la zona vinícola del estado de Querétaro en los últimos años: “El valle de Bernal, ubicado a 280 metros de altura sobre el nivel del mar tiene una ubicación óptima para el cultivo vinícola, lo que ha favorecido el crecimiento del 10 al 20% anual en la producción de vinos queretanos

“Anualmente, aparecen en Querétaro 2 nuevas etiquetas en promedio ya que se tiene un registro al 2017 de 28 casas embotelladoras en el estado y se estima que 13 de ellas cuentan con plantaciones vinícolas propias” añadió Treviño.

Además de este reconocimiento, los vinos de San Juanito se han colocado entre los mejores a nivel mundial, con tan sólo dos cosechas, han ganado 19 premios internacionales, además de la mención como “La Vinícola Mexicana de Malbec del Año” en 2016, que otorga la New York International Wine Competition.

Recientemente la vinícola sumó a su portafolio dos nuevas propuestas: San Juanito Rosado y Espuma del Valle de Bernal Rosé, un vino espumoso Brut elaborado con el método de champaña. El viñedo cuenta con una rica composición de variedades, entre ellas Malbec, Syrah, Cabernet Sauvignon, Tinta de Bernal, Macabeo y Xarel-Lo, por lo que en un futuro no muy lejano esta casa vitivinícola estará sorprendiendo con interesantes propuestas.

Al cierre del evento, se ofreció un pequeño concierto de guitarra clásica y un coctél en el que probamos la calidad excepcional del Malbec de San Juanito. Un vino con un grado de alcohol moderado, pero con un gran cuerpo y una gran riqueza de notas en nariz y en boca  en la que sobresalen los frutos y los sabores terciarios, producto del sensacional maridaje en barricas nuevas de roble francés.

En una charla informal al cierre del evento, tuvimos la oportunidad de platicar con Antonio Treviño padre e hijo quienes nos compartieron la experiencia de su primera vendimia, en la que pese a su inexperiencia como organizadores de eventos masivos, recibieron muy buena asistencia y sobre todo, un gran aprendizaje. “Nosotros no teníamos experiencia organizando eventos, conocemos perfectamente las vendimias como asistentes pero organizarlas es muy distinto. Perdimos algo de dinero, pero a cambio aprendimos muchísimo, comprobamos la importancia de la bodega como punto de venta y de lo rentable que puede ser el viñedo como locación de eventos, ya que contamos con un pequeño hotelito instalado al lado de la bodega” compartió Don Antonio.

Consultado sobre su opinión sobre la reciente aprobación de la Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola Antonio Treviño hijo nos compartió que: “Va a ser muy importante para que se detoné aun más el consumo del vino mexicano. De entrada, el que se ponga bajo los reflectores al vino mexicano y se le de relevancia pienso que puede generar un gran interés para que se consuma todavía más el vino nacional”

“Algo muy importante es la denominación de vino mexicano, que le va a dar al consumidor la certeza de que la botella que se compra realmente es de vino cultivado, procesado y embotellado en México. La ley que hicieron aquí es muy estricta, en otros países existen leyes similares en las que se exige que al menos el 80% de la uva sea de la región, pero aquí se decidió que la denominación de Vino mexicano reconozca solo al 100% de vinos cultivados en México, lo cual me parece bastante bien” añadió Toño.

Consultados sobre si la aplicación de la Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola podría generar una reducción de precios al consumidor final, ambos directivos coincidieron en que la ley por sí misma es un gran estimulo, pero no es suficiente para este fin: “No es tan sencillo como parece. Aunque los efectos de la ley pueden representar grandes apoyos en la producción y promoción, hay otros aspectos que determinan el precio del vino mexicano. Las botellas, el corcho y hasta las barricas son insumos de importación que representan una parte muy importante del precio y que determinan el precio de nuestros vinos” señaló Don Antonio.

El futuro luce prometedor para vinícola San Juanito, ya que en palabras de sus directores y propietario, la cosecha 2017 será la mejor de la historia para esta joven vinícola, nacida en 2011. Sin problemas de exceso de frutas, libres de ataques de plagas o mal tiempo, por lo que sus vinos, que esperamos degustar a fines de 2018 y bien entrado el 2019 seguramente cosecharán nuevos premios internacionales y darán mucho que hablar.