Casa Pedro Domecq añade a su portafolio los vinos orgánicos Veramonte

Para satisfacer la demanda de una nueva generación de amantes del vino que dan preferencia a marcas sustentables, Casa Pedro Domecq, fortalece su portafolio con las etiquetas de la bodega chilena Veramonte, una casa vinícola cuyo lema y filosofía es la naturaleza, la tierra y la sustentabilidad orgánica en sus viñedos. 

En línea con su posición respecto al cuidado del planeta, la presentación a medios de Veramonte se llevó a cabo en Arca Tierra, un proyecto mexicano enfocado en rescatar la tradición prehispánica de las chinampas de Xochimilco y beneficiar a los ejidatarios y campesinos locales. Esta visión de sustentabilidad coincide con la de Viñedos Veramonte, que es todo un ejemplo de viticultura sostenible al elaborar vinos de alta calidad con fruta cultivada sin fertilizantes ni productos químicos. Fieles a estas prácticas, los enólogos de la bodega están convencidos que esta es la única forma de tener viñedos sanos y suelos vivos, que trasciendan en el tiempo; entregando frutas puras y vinos que reflejan los suelos vivos de donde provienen.

Cada vino de Veramonte cuenta con certificaciones en su contraetiqueta que avalan sus buenas prácticas con el planeta y la ausencia de sustancias de origen animal en su proceso de vinificación, lo que los convierte en una excelente opción para quienes llevan un estilo de vida vegetariano o vegano.




Durante la presentación, los medios de comunicación disfrutamos de un estupendo maridaje elaborado con ingredientes orgánicos, muchos de ellos cosechados directamente de las parcelas de la Chinampa. El Sauvignon blanc de Veramonte proviene de valle vinícola de Casablanca, a los pies de la Cordillera de la Costa. Están rodeados por 2.500 hectáreas de bosques nativos, reciben las brisas y nieblas matutinas que soplan desde el océano Pacífico, lo que hace que se moderen las temperaturas y se den las condiciones perfectas para el cultivo de variedades blancas (Sauvignon Blanc y Chardonnay) y tintos de clima frío (Pinot Noir, Merlot y Syrah).

Los vinos de Viñedos Veramonte invitan a saborear la esencia más pura de Chile. Sus viñedos orgánicos se ubican en dos de las más reconocidas apelaciones del país, Casablanca, perfecta para vinos blancos y tintos de clima frío; y Colchagua una zona más cálida, ideal para variedades tintas con cuerpo y carácter.


La propiedad de Viñedos Veramonte en Casablanca, se encuentra situada al inicio del valle, a los pies de la Cordillera de la Costa. Están rodeados por 2.500 hectáreas de bosques nativos, reciben las brisas y nieblas matutinas que soplan desde el océano Pacífico, lo que hace que se moderen las temperaturas y se den las condiciones perfectas para el cultivo de variedades blancas (Sauvignon Blanc y Chardonnay) y tintos de clima frío (Pinot Noir, Merlot y Syrah).

Por su parte, los viñedos de Colchagua están ubicados en Marchigüe, un sector del valle que está a tan sólo 45 kilómetros de la costa del Pacífico. En este lugar, las parras se destacan por la combinación de suelos bien drenados, con textura franco-arcillosa y material rocoso que ofrecen condiciones ideales para el cultivo de variedades como el Carménère y Cabernet Sauvignon.

Las variedades que estarán disponibles en México son el Sauvignon Blanc, proveniente de Casablanca. También llegan a nuestro país el Merlot, Cabernet Sauvignon y el Carménère, la uva insignia de Chile. Los vinos Veramonte estarán a la venta en la cadena Walmart y Superama, Chedraui, City Market y Fresko. El precio promedio es de $230 por botella.

Para más información sigue sus redes sociales: @vinedosveramonte.