Pozo de Luna, una apuesta por la calidad y la expresión en los vinos potosinos.

Pozo de Luna es una bodega vinícola ubicada en el estado de San Luis Potosí, que retoma una larga tradición en la producción vinícola nacional. En sus 15 hectáreas, ubicadas en el municipio de Soledad, a 1,870 metros de altura sobre el nivel del mar; Pozo de luna produce vinos de varietales tintas como Malbec, Syrah, Merlot, Nebbiolo y blancas como Sauvignon Blanc y Viognier.

Para conocer un poco más sobre la actualidad y logros internacionales de esta interesante bodega, platicamos con la sommelier Mildred González, quien nos platicó sobre los planes a futuro de esta interesante vinícola nacional.

¿Cómo ha sido la reactivación de la bodega tras el cierre obligado por la pandemia?




La gente local ha respondido muy bien, se siente especialmente a gusto en el viñedo y prefiere reunirse en los espacios abiertos. Generalmente nos visitan muchos potosinos que no sabían que había producción de uva en San Luis Potosí y gente de estados cercanos. Aunque la fiesta de la vendimia no pudo realizarse en 2021, por cuestiones de semáforo, esperamos que el próximo año se pueda llevar a cabo con normalidad, ya que es una gran fiesta gastronómica y cultural en la que ofrecemos platillos especialmente preparados para esta celebración y maridados con vinos de Pozo de Luna. Pretendemos en un futuro, abrir este evento a gente de estados cercanos como Aguascalientes Guanajuato, Querétaro y Ciudad de México.

¿Cuáles son las etiquetas de Pozo de Luna que la gente no debe dejar de probar?


La recomendación que hago es que prueben un poco de toco, Sauvignon Blanc y Viognier obtuvieron medallas recientemente, pero este año llegaron algunos premios como el Bacchus de Oro para nuestro Merlot 2016,  por lo que tenemos el compromiso de seguir haciendo las cosas bien. También te puedo compartir que el Syrah 2016 obtuvo medalla de plata en el Decanter´s Award que es un premio muy importante en Europa y otorgado por un jurado muy especializado. Este mismo vino también obtuvo plata en el Global Wine, un concurso local de México, que nos parece muy importante pues está integrado por expertos locales. Hasta ahora el único ensamble de la bodega es nuestro blend de Cabernet, Merlot y Syrah, también ha tenido mucho éxito pues recientemente obtuvo bronce en el Decanter´s World Wine Award 2020. Este tipo de reconocimientos son muy importantes para nosotros, porque hacen que el público del mundo voltee a ver al vino mexicano y en especial, a los productores de vino en San Luis Potosí, que somos muy pocos.

Hay un sector del público que critica el tema de los premios, pues supone que un vino mexicano que es reconocido en el extranjero, está tentado a subir hasta un 30% su precio. ¿Qué opinas de esa práctica?

Efectivamente, hay quienes después de ganar un premio incrementa su precio, te puedo decir que en Pozo de Luna no tenemos esa práctica, por lo que la gente puede tener la tranquilidad que seguirá disfrutando de nuestros vinos premiados con la tranquilidad de que los encontrarán al mismo precio.

¿Quién es el enólogo responsable de los vinos de Pozo de Luna?

Desde un inicio, en que se plantea el proyecto de Pozo de Luna, el enólogo titular siempre ha sido Joaquín Madero Camargo. Él es quien lleva la batuta en este proyecto de vinificación.

¿Cuáles son los planes a futuro de la vinícola?

Hay un vino especial que estamos trabajando, se trata de un ensamble con 36 meses en barrica, que va a ser nuestro primer gran reserva. Esperamos que en unos meses podamos estar platicando de esa etiqueta, pues todavía no te puedo dar más detalles. La puesta al corto y largo plazo es la calidad de nuestros vinos, los socios le apuestan a enfocarnos a la calidad y en sacar la mejor producción posible de las 15 hectáreas que tenemos plantadas. Esa es la filosofía de Pozo de Luna, apostar por la calidad, más allá de la calidad.

Nota de cata

Para conocer de propia mano las características de los vinos de Pozo de Luna, tuvimos la oportunidad de catar el Syrah 2015 de la vinícola. Una excelente etiqueta en la que el paso por barrica es evidente en la expresión aromática, donde predominan los aromas y sabores terciarios producto de la barrica.

Hablamos de un vino correcto en acidez y con un gran retrogusto. En nariz prevalece el aroma a vainilla, cacao y cuero. La complejidad aromática nos permite encontrar también frutos rojos y un poco de jamaica, que se corresponde a lo que encontramos en boca y que prevalece en el paladar. En la nota visual encontramos tonalidades granate y teja, que confirman su buena evolución en barrica.

Aunque la sensación de alcohol en sutil y aterciopelada, la guarda del vino invita a maridarlo con un platillo con una buena cantidad de proteína, como carnero o cerdo, o bien una pasta medianamente especiada.

No es una exageración decir que Pozo de Luna elabora cada vez mejores vinos. Sus reconocimiento en México y el extranjero son una prueba de su calidad y la expresión de la zona vitivinícola de San Luis Potosí, que todavía tiene mucho que decir en el discurso nacional e internacional.