Sutileza, pasión y tradición, sinónimos de vinos de La Rioja. Experiencia Círculo Rioja México

Se dice que adentrarse en el mundo del vino es dejarse seducir por un romance en constante evolución. Eso fue lo que le sucedió al escritor norteamericano Ernest Hemingway, quien se enamoró de La Rioja en 1923 y regresó a este lugar durante toda su vida para disfrutar de todo lo que le ofrece esta zona: gastronomía, naturaleza, mar, cultura, sus gentes y claro, el vino.

Seguramente el escritor de “Adiós a la armas” tomó muy en cuenta al vino español al señalar que “El vino es la cosa más civilizada del mundo” Y es que el vino de Rioja es la Denominación de Origen más antigua de España, ya que esta zona posee las características privilegiadas para el cultivo de las variedades de uva con la más alta calidad.

La gastronomía mexicana se complementa de manera perfecta con los vinos riojanos. Desde el virreinato los sabores, aromas y armonía que existe entre la comida y el vino ha perdurado hasta el día de hoy, enriqueciendo las experiencias gastronómicas.

Una de estas experiencias se denomina Círculo Rioja evento que realizan las bodegas pertenecientes a esta zona y en el cual los asistentes, medios, importadores y restauranteros, conocen las bondades de los vinos, cómo lo pueden maridar y un poco de la historia de este lugar. En esta ocasión la cita fue en el restaurante Carolo de Plaza Carso, la sommelier Claudia Ibarra nos llevó de la mano a conocer de cerca los legendarios vinos riojanos.

Polus es un vino delicado y sutil a pesar de ser un blanco que ha permanecido en barrica. Sus notas son cálidas, al maridarlo con salmón y limón se destacan las notas dulces como almendras, peras, duraznos, mantequilla y un toque de miel.

Graciano, garnacha, maturana y tempranillo son algunas de las uvas que poseen los tintos como la etiqueta 426. Frutos rojos como la cereza, frambuesa, fresa, y notas de lácteos se perciben en nariz. En boca resulta un poco ácido y se distingue el sabor a tabaco sin que este resalte. Al maridar con la sopa de jitomate deshidratado con queso de cabra esta la intensidad se reduce, lo que balancea el contraste de sabores.

Izadi Selección es un vino icónico de Rioja, se compone de una selección de tempranillo y graciano. Un vino complejo que a la vez resulta agradable. Para ser un tinto, su frutalidad se armoniza con el delicado sabor de un huachinango en salsa ajo, picante, setas, brócoli y papa, por un momento olvidas que estás comiendo carne blanca.

Para cerrar con broce de oro, Claudia nos presentó el postre el cual destacó las notas características de los vinos riojanos. El higo con crema enfatizó ese sabor lácteo que tienen los vinos de Cosecha o Crianza, el flan de coco acentúa las notas tostadas que nos dan las barricas y el chocolate mantiene las notas a madera que hay en algunos vinos.

El vino Gran Reserva Tradicional Federico Paternina fue quien nos acompañó durante el gran final. Pertenece a una bodega de gran tradición de la Rioja Alta. Su largo paso en barrica nos habla de un vino estructurado con notas a caramelo, dátil e higo. Esplendoroso en aroma y delicioso en boca.

Después de la experiencia de Círculo Rioja confirmamos por que la región española de la Rioja es considerada un tesoro español el cual, a través de sus uvas y sus vinos despierta tórridos romances cómo el que vivió Hemingway con este elíxir divino.

Deja un comentario