Wine Food Festival 2017 reconoce a los Buenos Vinos Mexicanos

Considerado como uno de los mejores eventos a nivel internacional, el Wine & Food Festival 2017 se llevó a cabo la última semana de noviembre en la Ciudad de México y el equipo de Buenos Vinos fuimos invitados a un interesante workshop en el que pudimos catar las bodegas Mexicanas galardonadas con medalla Oro en el mundial de Bruselas llevado a cabo este año en la ciudad de Guanajuato.

Wine Food Festival 2017

En Wine & Food Festival , chefs mexicanos y extranjeros deleitaron los sentidos con sus creaciones que proponen a la gastronomía como el 8º Arte. Sin embargo, no sólo se le rindió tributo a la cocina mexicana, además se festejó a la creatividad y la pasión de chefs y enólogos que han aportado a la difusión de la gastronomía y la cultura del vino mexicano.

Es por eso que en el marco de esta celebración se rindió un homenaje a Víctor Torres Alegre de la bodega Torres Alegre y a José Ramón Urtasún de la Bodega Remírez de Ganuza. Torres Alegre destacó que este tipo de reconocimiento es de un gran valor ya que permite a todo tipo de personas conocer el encanto de la comida mexicana y combinarla con los vinos mexicanos, los cuales hacen un maridaje perfecto.



Wine Food Festival 2017





Por su parte, José Ramón Urstasún agradeció el reconocimiento ya México es un país que lo ha acogido gratamente. Cuando se le preguntó a Urtasún su opinión por los vinos mexicanos señaló que: “La variedad en las uvas mexicanas, brindan características diferentes a los vinos de cada país. Ha crecido mucho y creo que en Europa hay un desconocimiento por lo que espero que haya un acercamiento, no solo en Europa sino en el mundo ya que tiene mucho que ofrecer”.

Además de estos homenajes, se reconoció a bodegas mexicanas como Casa Madero, Hilo Negro, Santo Tomás, Casta de Vinos y Monte Xanic, ganadores de medallas en Bruselas y Mexico Selection.

Wine Food Festival 2017

Con este tipo de distinciones, queda claro que en el paladar mexicano comienza a popularizarse el hábito de tomar vino. Además, el carácter alegre de la gente en México y el gusto por compartir la mesa hace que el consumo crezca.