Vino y fresas, irresistibles atractivos de Irapuato, Guanajuato

La mayoría de los WineLovers han maridado un buen Rosé o un vino blanco con fresas frescas.  Lo mejor de esta deliciosa armonía -tan recurrente en quienes gustamos de los buenos vinos-, es que el estado de Guanajuato produce ambos: excelentes vinos mexicanos y deliciosas fresas.

Una de las bodegas guanajuatenses de mayor calidad y con uno de los conceptos más originales en el mundo del vino mexicano es la vinícola El Lobo, empresa que toma su nombre de la ex Hacienda de San Lorenzo del Lobo, ubicada en el municipio de San Francisco del Rincón, Guanajuato.

En el cultivo de la fresa, destaca la ciudad de Irapuato por su producción histórica de esta irresistible frutilla. Y es que así es Guanajuato, sus vinos, sus fresas, representan lo más exquisito de su territorio y su gente. En días recientes, viajamos a Irapuato para vivir la experiencia de la Ruta de la Fresa. Un fascinante tour que promueve la oficina de turismo del municipio de Irapuato.







 

Todo comienza alrededor de las 9 de la mañana cuándo, el transporte pasa por el grupo junto a la torre del reloj, en plen centro histórico de Irapuato. Mientras la camioneta toma carretera rumbo a alguno de los vastos campos de fresa, Antonio Rico, nuestro guía, comienza a platicar detalles que nos eran desconocidos, como las variedades de fresa y cómo es que este fruto llegó a Irapuato.

Una vez en el campo, bajo los famosos macrotúneles comienzan a aparecer líneas interminables de plantas repletas de fresa. El ingeniero Marco Sánchez, mejor conocido como Marquinho es nuestro anfitrión en la plantación. Con lujo de detalles nos explica un poco d ella historia y del método de cultivo en el microclima del macrotúnel y del alcochado, un colchón de cultivo plástico con riego por goteo que permite que cada planta produzca una gran cantidad fresas. Este tipo de tecnología mantiene fresca a la planta y libre de plagas y suciedad ya que no permite que la fruta toque la tierra.

Con canasta en mano, comienzas a recolectar fresas y platicar con las y los pizcadores, saber su día a día y los cuidados que éstas deben de tener. Mientras dudas en comértelas o tomarles una foto, se explica a detalle cómo es el proceso de siembra, el cuidado que se debe de tener con la fruta y todas las propiedades con las que cuenta.

Después de la labor de campo, la cual se tiene que hacer antes de las 2 de la tarde ya que el sol puede ser inclemente, se realiza un almuerzo el cual nos deleita con platillos que utilizan la fresa como ingrediente principal. En esta ocasión degustamos una crepa con pollo y queso con salsa de fresa y ensalada. Una experiencia sublime al paladar.

Para terminar de una manera soberbia, no podían faltar la visita a la fábrica de mermeladas La Cristalita, empresa 100% mexicana y líder en la venta de fresas en todas sus variedades: fresas congeladas, en almíbar, cristalizadas con chile, con chocolate, mermelada, licor… una diversidad de productos tan extensa que querrás llevarte todos para probarlos.

Muchas veces vemos las mermeladas en los anaqueles sin imaginarnos el trabajo que hay en su proceso, para que esto quede más claro, se incluye una visita guiada a la planta de producción de La Cristalita donde se explica todo esto y cómo se elaboran algunas productos como sus icónicas fresas cristalizadas que se realizan de manera artesanal desde hace 50 años.

¿Necesitas más razones para viajar a Irapuato?  Seguro te interesará saber que esta ciudad también cuenta con una gran oferta de restaurantes de primera para disfrutar de los buenos vinos acompañados de comida internacional.

Además de toda la experiencia, durante nuestra estancia, pudimos conocer 2 lugares bastante recomendables para disfrutar buenos vinos y una excelente comida. Peonia, un restaurant especializado en comida italiana, cuya carta es muy intereante y con precios muy competitivos. Lo que permite maridar la comida internacional con buenos vinos mexicanos como Casa Madero, L.A. Cetto y Santo Tomás.

También disfrutamos en Brick bistro bar, un restaurante moderno y muy acogedor, ubicado en plaza Delta y especializado en soberbios cortes de carne. Aquí se ofrecen 3 tipos de Clericot: tinto, rosado y blanco. La armoniosa selección de sus alimentos permite una deliciosa combinación que hace explotar los sentidos.

Vinos y fresas, significa conocer y probar el estado de Guanajuato, descubrir y apreciar Irapuato, de ahí el placer del viaje por esta tierra.

Para mayor información sobre la experiencia de Ruta de la fresa visita: www.turismoenirapuato.gob.mx o a través de su Facebook: Turismo Municipal de Irapuato o en Twitter como: @IrapuatoTurismo.