Vineyard Music Experience, una experiencia vinícola y musical en Cuna de Tierra

Música y vino son una armonía constante  a lo largo de historia, es por eso que Cuna de Tierra decidió llevar la experiencia musical a sus viñedos con todo el estilo y la elegancia que caracteriza a todos los eventos que tienen lugar dentro de sus maravillosos viñedos.

El pasado 12 de octubre, la bodega guanajuatense estrenó su nuevo concepto: Vineyard Music Experience, un evento dirigido a un público contemporáneo engalanado por estrellas internacionales. Para inaugurar este nuevo festival, único en su tipo en la región, la invitada de lujo fue la reina de la música disco Gloria Gaynor.

Para Ricardo Vega, director general de Cuna de Tierra, llevar a Guanajuato estrellas internacionales como Gaynor va mucho más allá de ofrecer a los guanajuatenses un espectáculo de alto nivel. 

“Es importante hacer este tipo de eventos porque el país necesita dar otra imagen que no sea el narco, que vengan estas estrellas internacionales a Guanajuato refleja que los temas de inseguridad no es la generalidad de lo que ocurre en el estado. Yo llevo circulando en esta carretera 35 años y he caminado en San Miguel y Dolores toda mi vida sin ningún percance, yo creo que sí ha habido eventos aislados, pero se han magníficado, entonces, festivales como el Vineyard music Experience son muy importantes porque desarrollan la zona, le dan crecimiento y cambiamos la imagen internacional al tener una estrella como Gloria Gaynor.”

Ricardo Vega

El festival arrancó a las 3 de la tarde, con la actuación de grupos locales como Troker y La Mano de Obregón. Mientras tanto, los asistentes pudieron degustar en todo momento los espléndidos vinos Torre de tierra tinto (blend de tempranillo y cabernet) y Torre de tierra blanco  elaborado con el tradicional semillón que tan buenos resultados ha logrado en tierras guanajuatenses.

En estas tierras, a las que se les considera la cuna del vino auténticamente mexicano, comienza a consolidarse como uno de los principales productores del país. Ricardo Vega, quien además representa a los productores locales a través de la asociación Uva y Vino de Guanajuato destaca que cada vez son más los proyectos de calidad:

“Ahorita ya hay como 30 bodegas en el estado, entre ellas hay proyectos muy interesantes que están sacando muy buen vino como:  Tres Raíces, la Santísima Trinidad, San José Lavista que trae a Laura Zamora como asesora, Los Senderos , San Lucas, Dos Buhos, Toyan. En fin, la zona comienza crecer mucho”.

Ricardo Vega

En un ambiente totalmente familiar, los asistentes no me perdieron la ocasión de tomarse fotos con el bellísimo viñedo en tonos naranja como fondo. Aunque los asistentes fueron en su mayoría público joven, también se contó con una nutrida asistencia de personas de más de 40 años.

“La vendimia se volvió un evento de gente muy joven, van de los 18 a los 25 años, entonces, la idea de este concepto es hacer algo más internacional y buscar a gente de mayor edad. Confiamos que este evento va a ir madurando a través de los años pero yo creo que comenzamos con el pie derecho”

Ricardo Vega

Más tarde fue el turno para los argentinos de Pate de Fuá y la banda guanajuatense Pilaseca, quienes calentaron la pista y los ánimos de la gente que se levantó a bailar.

Al caer la noche, el firmamento lleno de estrellas y la deslumbrante luna  fueron el marco en el que Gloria Gaynor y su banda de diez músicos y coristas subió al escenario. Ante un animado público vestido de blanco, la norteamericana  interpretó éxitos como: “Never can say goodbye”, “I am what i am” y la esperadísima “I will survive” que pusieron a bailar al público en el cierre de un exitoso concierto que pasará a la historia por ser el primero de lo que estamos seguros que será una larga serie.

Visitar un viñedo es un gran experiencia en cualquier época del año. En otoño, lo que apenas hace unas semanas fue un vergel cargado de fruta, aparece convertido en un bellísimo páramo teñido de color anaranjado y cobrizo que resulta espectacular durante la puesta de sol. Y es que, probablemente no exista un lugar más inspirador que un viñedo para enmarcar momentos memorables en compañía de nuestros seres queridos. Celebraciones de eventos importantes, festejos junto a los amigos y ¿por qué no? Una experiencia musical en medio de un contexto natural.