“El vino de Guanajuato compite con el extranjero” Ricardo Vega, presidente de UVG

El valle de Guanajuato es una de las regiones vitivinícolas con mayor dinamismo en el país. Bajo el liderazgo del gobernador Diego Sinuhe como nuevo presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores y de Ricardo Vega al frente de la Asociación Uva y Vino de Guanajuato que agrupa a 26 productores y socios de las principales vinícolas del estado, la región busca despuntar en el gusto de los consumidores nacionales gracias al trabajo conjunto del gremio vitivinícola del estado.

Ricardo Vega es el director general de Cuna de Tierra, uno de los viñedos más exitosos de Guanajuato. Sus vinos han sido reconocidos con múltiples medallas en certámenes internacionales como los Decanter World Awards, destacando especialmente sus variedades de Nebbiolo y Semillón. Además, Cuna de Tierra ha consolidado su proyecto de enoturismo con festivales como la fiesta de la Vendimia, Born to be wine y Vineyard Music Experience. 

Para conocer más sobre la proyección del estado de Guanajuato en temas de producción vinícola platicamos con Ricardo, a propósito de la primera edición de Vineyard Music Experience que contó con la presencia de Gloria Gaynor como estrella principal.

¿Qué tan importante es complementar la producción del vino mexicano con experiencias musicales en el viñedo como el Vineyard Music Experience?

Es importante hacer este tipo de eventos y que vengan estrellas internacionales a Guanajuato pues demuestra que los temas de inseguridad no son la generalidad de todo lo que ocurre en el estado. Yo llevo circulando en esta carretera 35 años y he caminado en San Miguel y Dolores toda mi vida sin ningún percance, yo creo que sí ha habido eventos aislados, pero se han magníficado. Festivales como el Vineyard Music Experience son muy importantes porque desarrollan la zona, le dan crecimiento y cambiamos la imagen internacional al tener a estrellas como Gloria Gaynor.

La vendimia se volvió un evento de gente muy joven, van de los 18 a los 25 años, entonces, la idea de este concepto es hacer algo más internacional y buscar a gente de mayor edad. Confiamos que este evento va a ir madurando a través de los años pero yo creo que comenzamos con el pie derecho”

Guanajuato se consolida como una de las principales regiones para la industria del vino mexicano. ¿Cuáles son las expectativas de crecimiento del sector?

Ya hay cerca de 30 bodegas en el estado, entre ellas hay proyectos muy interesantes que están sacando muy buen vino como:  Tres Raíces, la Santísima Trinidad, San José Lavista que trae a Laura Zamora como asesora, Los Senderos , San Lucas, Dos Buhos, Toyan. En fin, la zona comienza a crecer mucho.

Un amigo que vende plantas me comentó que está vendiendo 100 mil plantas de vid al año tan solo en el estado. Entonces, estamos hablando de que el sector está creciendo mucho. Estamos muy convencidos de la zona porque vemos un gran potencial para hacer buen vino.

¿Qué tanta competencia existe entre los productores agremiados a la Asociación Uva y Vino de Guanajuato que usted dirige? 

Yo no veo la competencia a nivel estatal, yo creo que la competencia está hacia afuera, contra otros países, que es donde hay que ser los mejores para difundir la calidad de la zona en el extranjero. Es lo mejor que podemos hacer todos. Hay 30 millones de habitantes alrededor de Guanajuato, estoy convencido que va a ser una gran zona vinícola.  Hace poco nos visitaron en Uva y Vino de Guanajuato dos enólogas argentinas de Mendoza y Salta que quedaron sorprendidas por las ventajas de la zona, creo que esta va a ser una ruta vinícola por excelencia.

Además de hacer buen vino, ¿qué otras oportunidades de negocio se proyectan dentro de la ruta del vino de Guanajuato?

La ruta del vino detona muchas otras áreas de industria. Además del enoturismo se están desarrollando muchos conceptos de hoteles boutique y conceptos de este tipo dentro de viñedos como Tres Raíces y La Santísima Trinidad. Aquí en Cuna de Tierra también se están elaborando jabones de lavanda y trayendo quesos de gran calidad de productores locales. 

¿Cómo avisora el futuro del vino mexicano a corto plazo?

Yo creo que la industria va a ir creciendo cada vez más, el país es muy chiquito enológicamente, pero el consumo se está duplicando cada año y creo que esa será la tendencia de aquí a cinco años. Si no crecemos como país, la demanda se va a acabar supliendo con vinos extranjeros, que es precisamente lo que no queremos.