Pescador mexicano de Casa Zamora, un homenaje a Ensenada, sus vinos y su gente.

Detrás de todo vino hay una historia, pero son pocas las ocasiones en que podemos ser parte de la historia y disfrutar del primer vino de una nueva bodega. Casa Zamora es el nombre del proyecto personal de la gran enóloga mexicana Laura Zamora tras su retiro de Santo Tomás, la emblemática bodega mexicana en la que hizo historia al convertirse en la primera mujer en dirigir las riendas de una de las vinícolas más grandes del país.

Pescador Mexicano

Casa Zamora en una bodega nueva, pero con años de experiencia en el arte de hacer buenos vinos. Su primera etiqueta, Pescador mexicano es un vino diferente al resto de tempranillos creados en el país, y distinto a los que Zamora elaboró durante su larga carrera en Santo Tomás. Se trata de un vino hecho con esmero y cuidado, un vino elegante pero sin la pretensión que comúnmente rodea a los vinos de autor. Tuvimos la oportunidad de probarlo en la pasada edición de Zona Vinos en la Ciudad de México y mas tarde comprobamos nuestras impresiones en  el festival Catando México en la ciudad de Guanajuato. Al probarlo, encontramos  un vino con un esplendoroso aroma frutal que perfuma  la copa con notas de frambuesas, manzana y jamaica. En boca es elegante, sedoso y baja de forma suave, con una acidez y astringencia muy sutil, pero con buena potencia que se mantiene en el paladar tras probarlo.




Para conocer la curiosa historia detrás de Casa Zamora, platicamos con Laura Zamora, quien nos contó sobre los planes a futuro de  su nueva vinícola,

¿Qué hace diferente a Pescador mexicano de otros tempranillos en el mercado mexicano?


Pescador mexicano es un vino diferente a la mayoría de los tempranillos porque nos enfocamos en conservar las características de la fruta en lugar de buscar aportes de barrica. Sí le tuvimos que poner barrica para suavizar los taninos y poderlo vender de un año a otro, pero la idea de este vino es evocar la época en que se iniciaron los vinos mexicanos, sin ser tan pretenciosos ni tan potentes, yo quería hacer un vino que lo pudiera disfrutar una persona que estuviera familiarizado con el vino y una que no conoce nada del tema. Esa es la idea básica: hacer un vino fácil de tomar para todo mundo, lamentablemente no lo hemos podido ofrecer en una gamma de precios más accesibles debido al tamaño de nuestra bodega y el costo de nuestros insumos, pero esperamos que en cuanto crezca el volumen de nuestra producción podamos mejorar los precios.

Imagino que debes tener un aprecio especial con cada uno de tus vinos. ¿Qué lugar ocupa dentro de esa larga lista esta nueva etiqueta?

Todos los vinos han sido súper importantes, pero éste es el primero que hice con mis propios medios, económicos sobre todo. En principios de cuentas debo mencionar que yo nunca pensé tener una bodega.

¿Cuáles fueron las circunstancias en los que surgió Casa Zamora?

Las circunstancias en que nació Casa Zamora son muy interesantes, porque me pagaron una asesoría con uva justo cuando estaba yo saliendo de Santo Tomás, por eso me decidí a hacer un vino propio con esa materia prima, pero un vino muy diferente a los que yo hacía en Santo Tomás, es por eso que surge este vino llamado Pescador Mexicano, en homenaje a mi papá y que recuerda la época en la que Ensenada era un puerto pesquero.

La segunda cosa que llama la atención después del vino, es el diseño de la etiqueta. ¿Qué historia nos cuenta la fotografía que acompaña a Pescador mexicano?

Es una fotografía real de un barco en el que trabajó mi papá, se llamaba el Sinore y la foto debe haberse tomado en 1975. La diseñadora Erika Plancarte fue quien me ayudó a que el barco fuera el protagonista del diseño. Las siguientes etiquetas de Casa Zamora tendrán temáticas similares, en el caso de Redes, la idea fue tomar un fotograma de una película del mismo nombre filmada en México y en la que aprecia en claramente un encuadre de una red como la que usan los pescadores del estado de Michoacán. Un buen amigo mío que fue secretario de Sagarpa me hizo favor de prestarme su colección privada de fotos  y ahí fue donde encontramos esa imagen. Otro de los vinos, que será un rosado, mostrará una rosa de los vientos, un símbolo claramente relacionado con la navegación. Mi idea es que todos los vinos tengan esta temática sobre el mar

Después de hacer tantos vinos tan galardonados en Santo Tomás, ¿Cómo te sientes al emprender esta nueva aventura vinícola, literalmente desde cero?

Es muy emocionante porque ya es algo tuyo, todo el esfuerzo y toda la energía que dedicas ya es para ti y para la familia. Son sentimientos encontrados, porque a estas alturas de la vida vuelves a darte cuenta del valor de las cosas. No es lo mismo pedir 300 barricas en una bodega grande como Santo Tomas, que tener que invertir tu capital en 20 barricas, que es bastante dinero. Aunque mi idea inicial fue comenzar sola, me di cuenta de que produciendo de cien en cien cajas, nunca voy a poder vivir de esto. Así que decidí iniciar una sociedad con Daniel, uno de mis amigos de toda la vida para que la empresa sea más rentable y poder realizar todos los proyectos que tengo en mente.  

Cuéntanos, ¿qué proyectos tienes en mente con Casa Zamora?

En unos tres años espero tener por lo menos cuatro etiquetas más, además de Pescador mexicano (tempranillo) que son Redes (Syrah) y el rosado de Merlot. Yo espero poder hacer el próximo año un vino blanco y ya ahora en la cosecha 2018 comencé a trabajar los vinos para hacer un blend de Petit Verdot, Cabernet Franc, Merlot.

¿Te gustaría que tus hijos siguiera tus pasos en el mundo del vino?

Sí, me encantaría. De hecho mi hija menor, Diana Carolina ya está en el mundo del vino. La verdad es que es un trabajo difícil y hay quien dice que los papás no queremos que nuestro hijos sigan nuestro pasos, porque ya sabemos lo que les espera, pero la verdad es que ya en la actualidad las mujeres tienen mejores oportunidades en este ámbito, ya no es como hace 40 años.

Finalmente, ¿por qué debería el público buscar tu vino Pescador mexicano?

Porque yo creo que es un vino tinto muy noble. Si tu te quieres adentrar un poquito más en el mundo del vino, normalmente yo sugiero iniciar con vinos blancos y vinos rosados ligeros. Creo que este tinto, te puede gustar si ya estás familiarizado con el mundo del vino  y si no, también, porque es un vino muy noble y muy fácil de tomar, que esa fue la idea desde un principio.

mail