Ribera del Duero califica como EXCELENTE su añada 2020

La naturaleza es la máxima expresión del equilibrio. En medio de un año con pérdidas terribles a nivel personal y de negocios para la industria, la calidad de la añada 2020 en el territorio español destaca por una calidad no vista en varios años.

El golpe a la industria vitivinícola española durante el 2020 apenas comienza a dimensionarse. La consultora Nielsen calcula una pérdida de 50% tanto en volumen como en valor. Y es que pese a que los cierres de bares y restaurantes provocaron un desvío del consumo hacia el hogar, el cual tuvo su reflejo en un crecimiento del 14% del volumen de la venta de vino en el canal de Alimentación, este incremento en el consumo casero no llegó a compensar la pérdida de consumo en hostelería, por lo que el conjunto del mercado nacional español arrojó unas cifras absolutas de 554 millones de litros y 2.220 millones de euros para vinos tranquilos, lo que representa una caída de un 14% de su volumen y de un 18% de su valor.

El cierre en la actividad industrial y económica en todo el mundo, se vio compensada con condiciones climatológicas excepcionales que han dado origen a cosechas extraordinarias en las principales denominaciones de origen europeas. En el caso particular de Ribera del Duero, el consejo regulador ha anunciado que la añada de 2020 ha alcanzado estándares de calidad que la certifican como excelente.




En palabras de Enrique Pascual, Presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero: “La vendimia 2020 fue larga, muy dura, con una climatología que dejó continuos episodios lluviosos, obligando a parar la recogida en varias ocasiones. Hay que tener en cuenta, además, que esta última vendimia se desarrolló en pandemia, con la aplicación de estrictas medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores. Afortunadamente la profesionalidad y responsabilidad de bodegas y viticultores hizo posible una vendimia tranquila en lo sanitario, y un poco más ajetreada en lo puramente agrario, que se cerró con más de 123 millones de kilos de una uva de gran calidad”.

Los vinos de la cosecha 2020


Los vinos de la cosecha 2020 son vinos frescos, ligeros, redondos y muy expresivos.  El color es abundante y la nariz refleja notas frutales intensas. En boca, se aprecia un buen equilibrio, con un tanino medio dulce y un alcohol moderado. En definitiva, vinos con un buen componente de frescor, sabrosos y con mucha fruta. 

Calificación con seguridad garantizada

Los miembros del Comité Extraordinario sí han podido visitar la Ribera del Duero este año, conocer en primera persona a los elaboradores, y disfrutar de los atractivos turísticos y gastronómicos del territorio que se agrupa en torno a la Denominación de Origen.