Vino 2.0: Drones perfeccionan la producción de vino en el Valle de Santa Lucía, California

Todo amante de los Buenos Vinos sabe que la calidad del vino depende de las condiciones de la cosecha de cada año. Si bien es cierto que factores como el clima, la irrigación y la química de suelo no siempre pueden controlarse, el desarrollo tecnológico y la implementación de drones agrícolas para detectar brotes de enfermedades o áreas de terreno con saturación de agua han logrado que valles como el de Santa Lucia, California, en Estados Unidos comiencen a destacar por la calidad de la fruta con la que se elaboran sus vinos.

25772-1200x801

Hahn Estate Winery es uno de los primeros viñedos que ya emplean el uso de aviones teledirigidos desarrollados por la firma PrecisionHawk. Se trata de drones dirigidos a distancia que monitorean las vides y las hojas desde el aire.

Si encuentran una área enferma o infestada dentro del cultivo, pueden fertilizar o pulverizar pesticidas de manera selectiva,  en lugar de fumigar toda la hectárea.

PrecisionHawk y Verizon son dos de las empresas que ya desarrollan tecnología que ayuda a los agricultores a cosechar más eficientemente y vigilar miles de hectáreas de cultivos. Gracias al uso de drones agrícolas, los agricultores tienen un punto de vista al que nunca habían tenido acceso. Se trata de una visión completa y topográfica del viñedo que diagnostica con precisión las áreas que no se comportan de la manera esperada.

ctd-drone-matchup

Las imágenes multiespectrales que captura el dron, detectan anomalías no vistas a simple vista. Posteriormente,  un algoritmo de uniformidad de campo ayuda a cuantificar la densidad relativa y la salud de la vegetación. Todos esos datos van a la plataforma de análisis, buscando patrones y anomalías para hacer recomendaciones específicas. Ese modelo, tecnológico, ya es replicado en ciertas áreas vitivinícolas como el valle de Napa, en California y el de Farno, en Dakota del Norte.

vineyard-ava-map

Los drones  agrícolas son aparatos de alta tecnología que pueden hacer las cosas que un agricultor no puede: escanear todos los rincones de los campos para evaluar el suelo, controlar la salud de los cultivos, aplicar fertilizantes, hacer análisis climatológicos, estimar los rendimientos de cada hectárea, y luego recoger los datos y analizarlos para acción rápida. En resumen, los aparatos dirigidos a distancia pueden mecanizar cada paso de la agricultura, eliminando los costos de los errores humanos y permitiendo a los agricultores reaccionar rápidamente ante las amenazas (tales como condiciones de sequía y plagas), ayudándoles a maximizar los ingresos y los beneficios de la inversión al final.

ctd-launch

Empresas desarrolladoras de drones agrícolas como AeroHarvest, AgWork y DigitalHarvest también comercializan aparatos y estrategias tecnológicas que confirman que la robotización de la agricultura ya es un hecho.

original

Al menos en el caso de la cultura vinícola, los robots han demostrado que pueden ayudar a hacer Buenos Vinos ¡y lo hacen muy bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *