El Senado aprueba la Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola Mexicana

Este 24 de octubre, el pleno del senado de la República aprobó la Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola, con la que se apoyará el crecimiento de las industrias nacionales, mediante el fortalecimiento del apoyo e incentivo directo a los productos mexicanos.

A través de un comunicado de prensa, la Cámara de Senadores informó que la nueva legislación fue aprobada por el pleno y fue remitida a la Cámara de Diputados para los efectos del artículo 72 constitucional.

Andrés Tapia, representante de Baja California en la Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola (CFIV) prevee que con la aplicación de la nueva ley el precio al consumidor del vino mexicano podría bajar entre un 13 por ciento hasta un 17 por ciento, ya que se contempla la reducción de los costos de producción. Tanto el Gobierno federal como los estatales tendrían que establecer programas que dieran mayor acceso a las tecnologías del campo y métodos de riego.

El proyecto legislativo incluye la definición de VINO MEXICANO, como el producido al 100% de uvas plantadas, cultivadas y cosechadas de origen mexicano; además su contenido total será fermentado y envasado en territorio nacional.



Con la nueva ley se crea un registro de productores nacionales, fomenta el crecimiento económico de las regiones que producen vino mexicano y se fortalece la competitividad del vino mexicano.





 

Esta iniciativa presentada por la CONAGO (Conferencia Nacional de gobernadores) y la Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola fija los lineamientos para garantizar la calidad del vino mexicano y la clasificación en las varietales que integran cada botella.

Cabe recordar que a principios de este año, la Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola había denunciado la existencia de más de 1 millón de botellas de vino mezclado con vino importado que se comercializaba como auténtico mexicano.

En una nota publicada por el diario El Financiero en mayo de este año, se denunció que: “Algunos “productores” en México importan vinos de otras partes del mundo para mezclarlos con producto nacional, a fin de lograr grandes volúmenes de la bebida y elevar sus ingresos, situación que acusan los viticultores locales como una práctica de competencia desleal que afecta la imagen de lo hecho en el país.”

Con la creación de la Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola también se establece la creación de la Comisión Nacional de Fomento a la Industria Vitivinícola, la cual será un órgano público de consulta competente para conocer y dotar de la información pública gubernamental sobre el sector vinícola, vitícola y vitivinícola, teniendo el carácter de Comisión Intersecretarial en coordinación con las secretarías de Economía (SE) y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

También serán miembros permanentes los titulares de las secretarías de Gobernación (Segob), de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de Relaciones Exteriores (SRE), de Turismo (Sectur), de Educación (SEP), de Medio Ambiente (Semarnat) y Salud (SSA).

senador Víctor Hermosillo y Celada

El senador Víctor Hermosillo y Celada del PAN, celebró la presentación del dictamen que fomenta la industria vitivinícola. “Dado que en el país no se produce una calidad de alta competitividad; y consideró que sí se pueden producir vinos buenos, tanto para el mercado nacional y en algunos casos para poder competir a nivel internacional.

Bodegas Entrevez