Provino, bastión de la promoción enoturística de Baja Norte en tiempos de austeridad federal



Como cada año, las fiestas de la Vendimia de Baja California Norte se convertirán en la capital del vino mexicano. Se trata de la temporalidad más importante en materia enoturística del país por la relevancia y derrama económica que supone para el estado.

Es justo mencionar que el éxito de las estrategias de promoción turística que han convertido a los valles de Baja California en un punto de referencia para los amantes del vino de México y Estados Unidos son fruto del trabajo conjunto entre la secretaría de turismo del gobierno a nivel local y federal, pero muy particularmente del comité Provino, que agrupa a las principales bodegas vitivinícolas de Baja Norte.

Aprovechando su visita a la Ciudad de México como parte de las labores de promoción de las Fiestas de la Vendimia de Baja Norte, platicamos con Fernando Pérez Castro, director del comité Provino sobre el futuro de la promoción turística en materia enoturística ante la nueva realidad política del país.

Mucha gente se pregunta si el cambio de gobierno federal y local en la gobernatura de Baja Norte afectará las labores de promoción de Provino. ¿Cómo afecta la política de austeridad sus labores ?

Los eventos que organizamos nosotros los hacemos de manera totalmente autónoma los productores de vino por medio de Provino Baja California, que es el organismo que tiene como objetivo difundir la cultura y el consumo del vino de baja california para eso, nosotros trabajamos de manera independiente, buscamos y llevamos nuestras carpetas de nuestros eventos con todos los potenciales patrocinadores y también tenemos la gran suerte de que nuestros eventos tienen una gran convocatoria. Estas dos cosas son las que hacen que nuestros eventos puedan existir. En cuanto apoyos estatales, o federales, o municipales no recibimos más del 3% todo lo generamos a partir de una estructura financiera propia y me parece que es lo más sano porque de esa manera podemos tener una agenda que no este necesariamente ligada a una agenda política.







¿La gente puede estar segura de que Provino seguirá impulsando este tipo de actividades de promoción turística?

Estamos totalmente blindados y creo que nos convertimos en paradigma porque lo que hacemos en provino surge a partir de la iniciativa privada, es prácticamente autofinanciado y lo que busca es promover y difundir un oficio que en una primera instancia esta ligada a la agricultura. Hacemos siempre mucho énfasis en ese tema, la agricultura como una actividad primaria, muchas veces poco atendida tanto por la sociedad como por los diferentes órganos de gobierno así que creo que valga la invitación.

¿El modelo de estrategias de promoción de Provino podría ser replicado en otras partes del país?

Sí, creo que el modelo que tenemos se puede replicar al café, al tequila, al mezcal, a estos maravillosos productos que tenemos en el país. México es uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo estamos dentro del top 5. Tenemos dentro de nuestro ámbito natural ingredientes espectaculares que luego no sabemos como explotar ni como difundir y creo que Provino ha hecho una excelente labor, a mi me tocó en los últimos dos años hacer esto y en buena medida el vino mexicano, como lo conocemos, existe gracias a que cuando el vino mexicano no era tan cool ni tan fashion, el comité se dedicó de una manera muy comprometida a difundir y a comunicar lo que hacíamos. A lo mejor Provino puede ser un paradigma nuevo de cómo se debe difundir un destino.

¿Cómo se suma Provino a las iniciativas del Consejo Mexicano Vitivinícola como la marca colectiva Vino mexicano?

Dentro de las iniciativas que ha tenido el CMV en cuanto a la promoción del vino mexicano, la ingerencia de Provino ha diso determinante, basta recordar que la Ley del fomento a la industria vitivinícola, fue propuesta y liderada por el gobernador de Baja California Norte. Vemos con muy buenos ojos acciones la idea de establecer mecanismos por los cuales se pueda promover de una manera más eficiente el vino. Provino desde el año pasado es socio honorario del Consejo Mexicano Vitivinícola, tenemos una excelente relación con la mesa directiva anterior y la actual, que es presidida por un colega nuestro de Baja California que es Hans Backhoff, director general de Monte Xanic y lo que estamos buscando ahora es unir esfuerzos justo en esta coyuntura en donde ha habido bastantes cambios en el país.

Sin embargo, las regulaciones que exige la Marca Colectiva han despertado inquietudes y controversias en un sector de los vitivinicultores nacionales, algunos de ellos de Baja Norte. ¿Qué hace falta para lograr la unión de la industria?

Lo que debemos hacer es buscar los puntos de convergencia, los lugares donde coincidimos para empujar parejo, y eso no nada más es Baja California, sino en las demás regiones del país y ahí creo que el Consejo Mexicano Vitivinícola tiene un rol muy importante. Me parece también que como sector ya tenemos que empezar a pensar en establecer un marco regulatorio, sobre todo para darle una certeza al cliente de lo que esta consumiendo. Hemos participado también muy de cerca en esa iniciativa y esperamos que llegue a buen puerto. Si hay por ahí productores con dudas o algún recelo con respecto a las regulaciones, pues que se acerquen y dialoguemos para que la Marca Colectiva Vino Mexicano sea una realidad que le de garantía al consumidor de que lo que se está tomando es de verdad un buen vino mexicano.

mail