Baja California se prepara para el Congreso Mundial de la Viña y el Vino 2022

Baja California se prepara para la realización del 43 Congreso Mundial de la Viña y el Vino 2022 y la 20 Asamblea Nacional de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), a celebrarse en Ensenada, Baja California, del 31 de octubre al 4 de noviembre de 2022.

El evento se complementará con todo lo que México ofrece como país, como su gastronomía y agroecología, y lo trabajado por años será motivo para aprovechar esta proyección mundial y presentar al Valle de Guadalupe, en Baja California, así como las regiones de los 14 estados con esta vocación, anotó el titular de Agricultura.

Con la producción de uva para diferentes destinos, con prestigio y reputación en sanidad, inocuidad y calidad que se ha construido entre productores y autoridades, México mostrará el trabajo integral de quienes participan en esta cadena, señaló el funcionario federal, acompañado por el encargado de la Coordinación General de Agricultura, Santiago Argüello Campos.




Campos afirmó que entre los beneficios directos del Congreso para el país estará la aportación de los foros científicos y el intercambio de conocimientos y experiencias de otros países sobre el manejo adecuado del agua, ante la importancia del recurso, ya que 70 por ciento del agua dulce del planeta se destina a la agricultura.

El secretario Villalobos resaltó que la Secretaría de Agricultura ha apoyado al sector vitivinícola en Baja California mediante acciones para infraestructura de paneles solares y reposición de bombas de agua, sistemas de riego, manejo de suelos y el acompañamiento de los bienes públicos en campañas de sanidad y salud fitosanitaria, control de plagas y enfermedades, así como material vegetativo y tecnología.


Impulsarán bloque de estados con vocación vitivinícola

 La gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olmeda, confió en que se logre formar un bloque de estados vitivinicultores para seguir impulsado la industria, en beneficio de las regiones y los productores.

Resaltó que la realización del 43 Congreso Mundial de la Viña y el Vino en Ensenada dejará una derrama económica por tres mil 600 millones de pesos, cantidad importante para el estado y el país, por lo que expresó el compromiso de su administración para brindar condiciones para la celebración del evento, en coordinación con el gobierno federal.

El evento, agregó, permitirá retomar las mejores experiencias para llevarlas a cabo en el Valle de Guadalupe y garantizar su vocación agrícola. Destacó que su gobierno impulsará a las industrias creativas como la del vino, la cual genera 500 mil empleos a nivel nacional y es la segunda fuente de empleos del sector agrícola mexicano. Muestra de este impulso, dijo, es la publicación del decreto que elimina el 4.5 del impuesto.

La directora de Desarrollo de Reuniones de la Secretaría de Turismo, Nylda García Padilla, mencionó que las actividades turísticas relacionadas con el vino en México forman parte del patrimonio gastronómico del país. En algunos destinos son un atractivo importante, motivador principal de viajes y en otros, se constituyen como una oferta complementaria.

Señaló que el desarrollo del enoturismo en el país es novel, en comparación con otras naciones de Europa o Sudamérica, aunque se cuenta con regiones enológicas de gran proyección internacional como la Ruta del Vino de Baja California, altamente competitiva, la Ruta del Vino de Querétaro, o Valle de Parras, entre otras.

Aunado a esto, dijo García Padilla, existe una gama de actividades culturales, gastronómicas y de naturaleza que complementan la visita y que están disponibles en diferentes épocas del año en nuestro país.

El presidente del Comité Provino, Santiago Cosio Pando, señaló que, con el apoyo del sector científico y la industria vitivinícola, así como de los tres niveles de gobierno, se podrá llevar a cabo una agenda sin precedentes que dejará a los asistentes una grata memoria.

Detalló que se realizarán visitas técnicas a valles vitivinícolas para conocer sobre la edafología, microclimas, suelo y viñas, además de prácticas agrícolas, enológicas y catas. Habrá también experiencias enológicas, gastronómicas y culturales, enmarcadas por la celebración del Día de Muertos, dado que en dichas fechas se llevará a cabo el Congreso.

Los acompañantes podrán optar por itinerarios enoturísticos y actividades turísticas que contemplan compras de artesanía local, mexicana y de etnias indígenas, visitas a museos, talleres y ecoturismo, entre otros