Bodegas Domecq presenta su campaña: Trazando el rumbo

Bodegas Domecq se reafirma como el referente de la enología mexicana, no solo por su tradición y confianza puestas en cada botella desde hace 40 años, sino por su innovación en la forma de acercarse a sus consumidores.

A través de su nueva campaña “Trazando el Rumbo”, va más allá  de la clásica promoción de producto que presenta los atributos organolépticos del vino y maridajes, comunicando toda la trayectoria y experiencia de Bodegas Domecq.

Gracias a estrategias de neuromarketing, Bodegas Domecq logró revelar los espacios en los que habita Chateau Domecq dentro de la mente de sus consumidores, extrayendo los momentos clave de su experiencia de consumo e incorporándolos a una historia emocional. 




Trazando el Rumbo, presenta a personajes representativos de la gastronomía mexicana, como el Chef Oswaldo Oliva, uno de los mejores cocineros de su generación, quien ha logrado posicionar su propuesta gastronómica en Loreā, uno de los mejores restaurantes de México y el mundo. En la campaña se ve cómo ha tomado la estafeta, poniendo en práctica lo aprendido, llevando su experiencia culinaria al siguiente nivel, con la seguridad de que está siendo respaldado por una tradición que está mejor que nunca, que mantiene viva y que la hará crecer a través de nuevas generaciones de apasionados por el detalle, de lo bien hecho y la reinvención de las tradiciones.

Por si fuera poco, la campaña también cuenta con Alberto Verdeja, Winemaker de Bodegas Domecq, un maestro y referente de la viticultura mexicana, quien tiene un rol fundamental tanto en la creación del vino, como en la inspiración de la campaña y en la narrativa de esta historia. 


Alberto ha logrado incorporar las mejores prácticas para mantener a Chateau Domecq siempre vigente y relevante. “Chateau Domecq ha sido el gran invitado de grandes historias que se han contado desde hace 40 años y se seguirán contando en el futuro. “Hemos logrado en Chateau Domecq una mezcla perfecta de notas organolépticas lo que lo ha hecho tener una gran capacidad de maridar con la alta gastronomía de México y el mundo”, comenta Albeto.

De esta forma, hoy Chateau Domecq se atreve a dar un paso adelante con todo el sustento necesario para convertirlo en un paso seguro, rompiendo esquemas establecidos y colocándose a la vanguardia de la comunicación como la primera marca de vinos mexicanos en realizar este tipo de acciones.